Y se conocieron.

Y las letras se convirtieron en versos.

La música se convirtió en besos.

Y los besos se convirtieron en amor.