Desata tu libertad

No te aferres a tus opiniones desmesuradamente, pues las ideas son cambiantes.

No fijes con clavos tus ideales, por bellos que sean, pues podrían convertirse en barreras,

en límites para explorar nuevas gamas de colores,

en impedimentos para encontrar el equilibrio cambiante de la vida.

No te estanques, evoluciona.

Cuestiónate de nuevo.

DESÁTATE.