Cuando todo está perdido, cuando la esperanza es impracticable, la ilusión se diluye, las dificultades se apoderan de tu ánimo, cuando ganar ya no parece una opción… Es entonces cuando se demuestra el verdadero talento. El don de seguir luchando, la valentía, el arrojo, la determinación, el no rendirse pase lo que pase… El levantarse una y otra vez… Es entonces donde se destapan los verdaderos héroes.